Su sesión expirará en 5 minutos, 0 segundos, debido a la inactividad Permanecer conectado
Crear PIN
Todos los campos son obligatorios
Si se ha inscrito en IHG® Rewards Club en un hotel, tendrá que crear un PIN de cuatro dígitos para poder acceder a su cuenta IHG® Rewards Club.
Error de servidor inesperado
Su sesión ha expirado. Inicie sesión para acceder a su perfil
Lo sentimos, nuestro sistema se encuentra temporalmente fuera de servicio. Inténtelo de nuevo más tarde o póngase en contacto con el centro de atención al cliente de IHG® Rewards Club para recibir ayuda.
Los números de 4 dígitos introducidos deben coincidir.
¿Ha olvidado su PIN?
Todos los campos son obligatorios
Error de servidor inesperado
Su sesión ha expirado. Inicie sesión para acceder a su perfil
Lo sentimos, nuestro sistema se encuentra temporalmente fuera de servicio. Inténtelo de nuevo más tarde o póngase en contacto con el centro de atención al cliente de IHG® Rewards Club para recibir ayuda.
¿No dispone de un correo electrónico en su perfil?

Póngase en contacto con su centro de atención al cliente local de IHG® Rewards Club para solicitar su PIN y para actualizar su perfil con su dirección de correo electrónico. Cuando recibe su PIN también puede actualizar su dirección de correo electrónico a través de www.ihg.com/updateemail.

InterContinental Budapest

Reservar ahora
MásMenos opciones

*Campo obligatorio

** La búsqueda de mejor tarifa disponible no incluye tarifas de afiliación.

Gestionar una reserva
¿Necesitas cambiar tu reserva? ¡Has llegado al sitio indicado!
¿Ya eres socio de IHG® Rewards Club? para ver las reservas.
Ver esta reserva

*Campo obligatorio

Gestionar una reserva
¿Necesitas cambiar tu reserva? ¡Has llegado al sitio indicado!
¿Ya eres socio de IHG® Rewards Club? para ver las reservas.
Ver esta reserva

*Campo obligatorio

Foto de cara del conserje
Janos Valcz
Jefe de Conserjería

Bienvenido al InterContinental Budapest. Nuestro personal de conserjería está encantado de ayudarle y hacer que su estancia sea inolvidable. Con los mejores restaurantes, tiendas, museos y teatros, este es el mejor momento para conocer Budapest, la "perla del Danubio".

Cosas que hacer
El día perfecto

Mañana

Comience el día en la despensa de Budapest, el Gran Mercado Central, al que se llega fácilmente desde el hotel. Puede caminar por Váci utca o subirse al tranvía n.º 2, que tiene una parada justo frente al hotel. Pruebe el lángos, un pan plano frito hecho a base de patata. A veces se frota con ajo o mantequilla de ajo, pero también se come con crema agria, queso rallado u otros aderezos. Una vez que haya explorado el mundo de los hungaricums, los productos típicos de nuestro país, le sugerimos que regrese en el tranvía n.º 2 para disfrutar de las impresionantes vistas del Danubio y el lado de Buda. Después de caminar por el Puente de las Cadenas, tome el funicular para subir al Palacio Real. En este distrito hay un buen número de lugares de interés que descubrir. Para comer, le recomiendo el restaurante Alabárdos, que está en el distrito del Castillo y tiene diversas estancias para elegir según su estado de ánimo.

Tarde

Cerca del restaurante Alabárdos, tome el bus n.º 105, que le llevará enseguida a Andrássy út, el emblemático bulevar de Budapest construido en 1872. Es también una importante calle comercial de la ciudad, con refinados cafés, restaurantes, teatros y boutiques de lujo. No deje de hacer el recorrido por el interior de la Casa de la Ópera (a las 15:00 h o 16:00 h). Tras visitar este magnífico edificio neorrenacentista, tome la línea 1 del metro hasta la Plaza de los Héroes, donde puede sumergirse en las aguas medicinales de los baños termales Szechenyi.

Noche

Al salir de los baños Szechenyi, tome de nuevo la línea 1 del metro hasta Oktogon. A solo unos pasos está Liszt Ferenc tér, una plaza de moda entre los habitantes de Budapest. Allí encontrará multitud de bares de copas, cafés y restaurantes. Para cenar visite Menza, un restaurante muy chic que siempre está lleno de comensales que buscan platos típicos húngaros, sencillos pero muy bien elaborados y con un toque moderno. Si le apetece bailar, Ötkert, un pub de moda instalado en un viejo edificio, le espera cerca de la Basílica de San Esteban.

Día
1
1440_hd_concierge_03_default-1
¿Sabía que...?
  • Ford Modelo T

    El empleado de la Ford József Galamb diseñó el famoso modelo T. Él inventó la caja de cambios planetaria y el sistema de encendido eléctrico. Asimismo diseñó la producción en serie de automóviles. La Ford, entonces pequeña, se convirtió en una fábrica enorme. En 19 años fabricaron 15,5 millones de coches Modelo T, uno de los cuales se expone en el Museo del Transporte.

  • Cubo de Rubik

    El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico inventado en 1974 por Erno Rubik, escultor y profesor de arquitectura húngaro. Llamado primero cubo mágico , Ideal Toys le cambió el nombre a cubo de Rubik en 1980, año en el que ganó el premio al Mejor Rompecabezas del concurso alemán Juego del Año. Se dice que es el juguete más vendido del mundo, con unos 300 000 000 de cubos vendidos, entre originales e imitaciones.

  • Centralita telefónica

    En 1878 Tivadar Puskas creó la primera centralita telefónica en Boston, y luego otras dos, en París y en Budapest. Inventó la caja de conmutación múltiple, que hizo posible la conexión o desconexión de cualquier número de usuarios de telefonía, todo un progreso frente al teléfono de Bell. Para conocer la historia de las telecomunicaciones, visite el Museo del Teléfono en el distrito del Castillo.

  • Locomotora eléctrica

    El invento más asombroso de Kalman Kando es la locomotora eléctrica con convertidor de fase, que fue bautizada locomotora de Kandó en honor a su inventor. Estas locomotoras se usan en muchos países del mundo. Transforman la corriente estándar de la red pública (monofásica) en corriente alterna trifásica en la locomotora y así hacen posible el acarreo. Si está en Budapest, el Museo Nacional del Ferrocarril es una visita obligada.

  • Bolígrafo

    El invento más conocido de Jozsef Laszlo Biro es el bolígrafo. En 1938 ya lo había patentado en más de 100 países. Finalmente, en 1948 la Parker Company le compró la patente. En EE. UU. se lo llamó Biro. Un bolígrafo comprado en Budapest es un genuino souvenir húngaro para amigos y familiares.

Cómo hacer el equipaje